Plaza de Armas de Chilca

La Plaza de Armas es la plaza principal de Chilca, un lugar de congregación para los pobladores del valle y un lugar de visita para los turistas que quieren conocer más sobre las costumbres y la cultura del destino.

La Plaza de Armas de Chilca es un lugar bellísimo donde poder pasar una tarde disfrutando del sol, siendo participe de los eventos que generalmente la toman de escenario, y conversando con los pobladores que se caracterizan por ser muy amistosos y sociables.

El edificio principal de la Plaza de Armas de Chilca es la Iglesia Nuestra Señora de la Asunción que con toda su belleza y la milagrosa historia de la virgen tallada en madera que apareció después de un naufragio y su desaparición tras un incendio, invitan a los turistas a pasar una tarde frente a su altar.

Es cierto que la Plaza de Armas de Chilca, a diferencia de las plazas centrales de otras localidades, no es demasiado grande pero aun así en sus pocos metros cuadrado tiene mucho para ofrecer ya que se trata de un lugar protagónico en Chilca, así que en nuestra visita por el pueblo no podemos dejar de pasar por aquí aun cuando solo sea para sentarnos en uno de sus bancos a disfrutar del aire limpio del valle.

Plaza de Armas de Chilca

 

La Iglesia Matriz de Chilca es una de las más importantes de la ciudad de Lima.

Declarada por el INC como Patrimonio Histórico Nacional, la Iglesia Matriz Nuestra Señora de la Asunción de Chilca también es considerado como un monumento histórico de gran interés. Su belleza arquitectónica y su historia hacen de ella un atractivo imperdible en nuestra visita por el pueblo.

Se trata de un templo de estilo barroco verdaderamente precioso que nos deja encantados solo con ver su fachada exterior, y aun mucho mas si nos tomamos un tiempo para recorrerlo interiormente.
Su construcción comenzó a mediados del siglo XVIII, allá por el año 1718. Durante la época colonial, el vorrey Amat muchas veces lo visito; y tiempo después cuando tuvo lugar la Guerra del Pacifico, este fue el lugar donde se refugiaban algunos combatientes.

Sus casi 300 años de historia, los saqueos de los que el templo ha sido victima, y además el terremoto que afecto a la ciudad en el año 1970, la Iglesia Matriz Nuestra Señora de la Asunción de Chilca ha necesitado de un duro trabajo de restauración de 3 años que fueron lo que permitieron que después de casi 35 años el templo vuelva a abrir las puertas a las vistas.

Iglesia Nuestra Senora de la Asuncion